Lidiar con el pago atrasado y las facturas impagas puede parecerse un poco como caminar sobre la cuerda floja.

Por un lado, está la necesidad de presionar a los clientes para que paguen rápidamente. Por otro lado, está el deseo de mantener las relaciones cordiales y continuar haciendo negocios con ellos.

Cuando se trata de trabajar independientemente, contratar o administrar una empresa, tanto los veteranos como los novatos pueden dar fe de una cosa: cobrar facturas atrasadas es un dolor real y no recibir ningún pago puede significar la desaparición de un negocio.

Hay estudios que afirman que a las empresas se les paga con un promedio de 18 a 20 días de retraso, lo que trae como consecuencia invertir mucho tiempo persiguiendo a los clientes que pagan con retraso.

Tiempo que se podría invertir, rediseñar, promover y hacer crecer un negocio, es un tiempo precioso que nunca se puede recuperar.

¿Cuáles son los efectos del retraso en el pago?

Los pagos atrasados ​​son cualquier cosa menos un inconveniente menor. Pueden (y a menudo lo hacen) tener consecuencias importantes, entre ellas, el efecto adverso sobre el flujo de caja y la incapacidad de pagar a tiempo al personal, proveedores y demás compromisos comerciales.

¡Los pagos atrasados ​​ponen en riesgo la vida de su negocio!

¿Qué es un período de crédito?

Un período de crédito es el tiempo que transcurre desde el momento en que se termina un trabajo o se hace entrega de una mercancía hasta el día convenido para el pago.

En algunas empresas las facturas se elaboran con períodos de crédito de 30, 60 o hasta 120 días dependiendo de la política establecida por cada empresa.

Con este período de crédito es que las empresas proyectan sus actividades financieras y un incumplimiento por parte de los clientes ocasiona una desestabilización económica.

¿Qué razones se dan para las facturas impagas?

Hay un sinfín de excusas a la mano para las facturas impagas, pero la mayoría de las veces se reduce a una mala gestión crediticia.

Podría ser algo completamente inocente, como que su cliente no tenga un número de orden de compra o que se haya  facturado a la entidad incorrecta.

También te puede interesar: Soluciones para las excusas de clientes morosos a la hora de la cobranza. 

Independientemente de la razón detrás de esto, el pago tardío, y especialmente la falta de pago, golpea el bolsillo de cualquier negocio.

¿Cómo perseguir una factura impaga sin ahuyentar a su cliente?

Pedir un pago atrasado puede ser difícil, pero la clave es modular su tono. Deberá ser a la vez cortés y firme, pero, dependiendo de qué tan tarde sea el pago, su tono puede necesitar inclinarse en una dirección más que en la otra.

También te puede interesar: Recordatorios de pago 

Si a pesar de todos los recordatorios de pago y llamadas personales su cliente no se pone al día con sus facturas entonces debe pensar en recurrir a una agencia de cobranzas para que le ayude a recuperar su dinero y usted pueda enfocar su energía en otras actividades importantes de la empresa.

En Consorcio Consultor en Crédito S.A.S nuestros ejecutivos de cuentas son entrenados en técnicas (PNL) partiendo de la base que todo es cobrable mientras no se demuestre lo contrario.

¡Contáctenos ahora!

Bogotá +57 (1) 531 88 99
Medellín +57 (4) 322 89 87