Clientes Morosos – Con la excepción del cliente que nunca tuvo la intención de pagarle, la mayoría de los clientes que pagan con retraso tienen una razón o una excusa para no cumplir con la fecha de vencimiento de un pago. Depende de usted tener una respuesta y solución a estas excusas en el momento de la cobranza, si espera que le paguen a tiempo en el futuro.

Excusas frecuentes

No tenemos el efectivo para pagar en su totalidad en este momento

A veces, su cliente puede estar en una mala situación financiera. Si está interesado en trabajar con este tipo de  cliente en el futuro y cree que el negocio superará las dificultades actuales, puede establecer un plan de cobranza con él. Permita que el cliente pague un porcentaje ahora y realice pagos adicionales en fechas futuras convenidas entre ambas partes. Si escucha rumores de bancarrota u otros problemas financieros relacionados con su cliente, es mejor posponer cualquier proyecto con él.

Nuestra empresa solo paga en determinada fecha

Esta es una excusa común con las empresas más grandes. Si trabaja con compañías  que establecen plazos de pago a 60 o inclusive 90 días, vale la pena negociar con ellos. Una opción es ofrecer un descuento para los pagos realizados dentro de los primeros 30 días. También se  puede  establecer un cronograma de cobranza con el que ambos estén de acuerdo.

No me entregaron como dijeron que lo harían

La excusa del cliente descontento. Esta es una excusa que necesita un cuidado especial. Si alguien de su empresa realmente se equivocó, vale la pena trabajar con el cliente insatisfecho para rectificar las cosas. Pero si tiene la sensación de que es el tipo de cliente que no estará contento, sin importar lo que usted u otros de su empresa hagan por él, entonces, debe pensar en la contratación de un tercero para que cobre la deuda por usted.

Necesitábamos pagarle primero a otros proveedores

Esta excusa es un poco insultante. Cuando un cliente lo dice, le está sugiriendo que valora más los productos de otras empresas. También podría ser que esos otros proveedores tienen condiciones de pago más estrictos que los de su negocio y el cliente se está aprovechando de eso. Cualquiera que sea la razón, debe recordarle la deuda pendiente con su empresa.

Si vuelve a trabajar con el cliente, asegúrese de revisar que sus condiciones de pago sean más rígidas para que su comprador no sienta que es aceptable pagar tarde.

Pensamos que pagamos

A veces, los clientes simplemente están desorganizados y piensan que enviaron pagos cuando no lo hicieron. Si el cliente insiste en que pagó, pídale que presente pruebas, como un cheque cancelado o una línea en el extracto de la tarjeta de crédito. En el mejor de los casos, el cliente se dará cuenta de que no realizó el pago de la cobranza y corregirá el error.

La persona que maneja los pagos está de vacaciones

Todos merecen un descanso de vez en cuando. Pero tener a la persona que administra las cuentas por pagar ausente de vacaciones durante una semana o dos no es una excusa para no hacer los pagos.  Si eso sucede, pida hablar con la persona que la está reemplazando.

Nunca recibimos la factura

Esta es otra excusa clásica que se está volviendo cada vez menos creíble a medida que más y más compañías cambian a facturas electrónicas o enviadas por correo electrónico. Si esto le sucede, envíe la factura nuevamente, luego llame de inmediato a la persona de contacto, para confirmar que la recibió.

Si a pesar de realizar sus mejores esfuerzos en la gestión de cobranza, no consigue que un cliente se ponga al día con las facturas, es conveniente pensar en una agencia especializada en cobros, teniendo en cuenta la experiencia y la eficiencia.

Consorcio Consultor en Crédito S.A.S es una organización con una trayectoria de más de 40 años en el manejo de cobro de cartera vencida con cubrimiento a nivel nacional, logrando una efectividad del 89%, en el cobro pre-jurídico.

¡Contáctenos ahora!

Bogotá +57 (1) 531 88 99
Medellín +57 (4) 311 71 80
Cali +57 (2) 531 88 99